El coste de las baterías, ¿determina un mayor uso de energía renovable?

 In Almacenamiento de energía, Movilidad sostenible, Smartgrids, Todos los post

De una manera amplia el almacenamiento, y más concretamente las baterías de Litio, son un elemento necesario para integrar de manera masiva las energías renovables en el sistema eléctrico. Según el último informe de Greenpeace publicado en marzo 2018 “Escenarios de generación a medio plazo en España”, para cumplir los objetivos establecidos por la Unión Europea para 2030, se necesitan poder gestionar un 24%/24GWh de la demanda energética en España. En este post puedes conocer la evolución de los costes de generación con energías renovables y el almacenamiento en baterías.

El reto de casar generación con demanda energética

El principal reto a superar es el de casar la producción con energías renovables con la demanda energética debido a que ambas variables no suelen ser simultáneas. A día de hoy esto es posible gracias a tener diferentes tecnologías dentro del mix energético aunque algunas de ellas no son limpias ni autóctonas. La transición hacia un sistema energético 100% libre de emisiones es posible pero es necesario introducir el almacenamiento y gestión inteligente de energía. Un caso de uso muy interesante, sería utilizar las baterías de los vehículos eléctricos conectados a la red para almacenar o inyectar energía a la red eléctrica y así compensar los déficit o excedentes de producción.

Las dos tecnologías energéticas que más han reducido sus costes

Dos tecnologías que eran inmaduras y costosas hace tan sólo unos años, pero que ahora se encuentran en el centro de la transición hacia una energía baja en carbono, han visto aumentos espectaculares en la competitividad de costos durante el último año.

El último análisis de la empresa de investigación BloombergNEF (BNEF) muestra que el coste de referencia de la electricidad o LCOE, para las baterías de iones de litio ha caído entre un 35% y 187 dólares por megavatio hora desde el primer semestre de 2018. Por su parte, el LCOE de referencia para la energía eólica marina ha caído un 24%.

¿Qué es el LCOE o el precio de referencia de la electricidad?

El LCOE mide el gasto total de producir un MWh de electricidad a partir de un nuevo proyecto, teniendo en cuenta los costes de desarrollo, construcción y equipamiento, financiación, materia prima, operación y mantenimiento.

Precio de referencia de electricidad de las energías renovables

La energía eólica en tierra y la energía solar fotovoltaica también se han abaratado, con un LCOE de referencia de 50 y 57 dólares por megavatio hora para los proyectos que comenzaron a construirse a principios de 2019, lo que supone una reducción del 10% y el 18% con respecto a las cifras equivalentes de hace un año.

Elena Giannakopoulou, jefa de economía de la energía del BNEF, comentó: “En retrospectiva, a lo largo de esta década se han producido asombrosas mejoras en la competitividad de costes de estas opciones de baja emisión de carbono, gracias a la innovación tecnológica, las economías de escala, la fuerte competencia de precios y la experiencia en el sector manufacturero”.

“Nuestro análisis muestra que el LCOE por megavatio hora para la energía eólica terrestre, solar fotovoltaica y eólica marina ha caído un 49%, 84% y 56%, respectivamente, desde 2010. El de almacenamiento de baterías de iones de litio ha caído un 76% desde 2012, basándose en los costes recientes de los proyectos y en los precios históricos de los paquetes de baterías”.

Las baterías de litio reducen drásticamente su coste

El hallazgo más sorprendente de esta actualización de LCOE, para el primer semestre de 2019, es la mejora de los costes de las baterías de iones de litio. Esto les está abriendo nuevas oportunidades para integrar de manera masiva las fuentes de energía renovables en la red eléctrica.

Las baterías compartidas con proyectos solares o eólicos están empezando a competir, en muchos mercados y sin subvenciones, con la generación a base de carbón y gas para la provisión de “energía despachable” que puede ser entregada cuando la red la necesite (en lugar de sólo cuando sopla el viento o cuando brilla el sol).

Por compartir con vosotros un ejemplo concreto, hace unos días el secretario de energía de Portugal anunció que para el 2020 abrirán una licitación de 50-100MW de almacenamiento para dar mayor integración del excedente de energía limpia.

Flexibilidad de la demanda y generación de energía

La demanda de electricidad está sujeta a picos y mínimos pronunciados entre días. Alcanzar los picos ha sido antes el dominio exclusivo de tecnologías como las turbinas de gas en los ciclos combinados y los motores alternativos de gas, pero estos se enfrentan ahora a la competencia de las baterías con un almacenamiento de energía que oscila entre una y cuatro horas, según el último análisis de Bloomberg.

Tifenn Brandily, analista de economía energética de BNEF, dijo: “La energía solar fotovoltaica y la energía eólica terrestre han ganado la carrera por ser las fuentes más baratas de la nueva ‘generación masiva’ en la mayoría de los países, pero la invasión de las tecnologías limpias va mucho más allá, amenazando el papel de equilibrio que los operadores de plantas de gas, en particular, han estado esperando desempeñar”.

La energía eólica marina se ha considerado a menudo como una opción de generación relativamente cara en comparación con la energía eólica terrestre o la energía solar fotovoltaica. Sin embargo, los programas de subastas de nueva capacidad, combinados con turbinas mucho más grandes, han producido fuertes reducciones en los costos de capital, llevando el punto de referencia global de BNEF para esta tecnología por debajo de los 100 dólares por MWh, en comparación con los más de 220 dólares de hace tan sólo cinco años.

Giannakopoulou de Bloomberg comenta “Los bajos precios prometidos por los concursos de energía eólica marítima en toda Europa se están materializando ahora, con varios proyectos de alto perfil que han llegado a su fin financiero en los últimos meses. Su caída de costes en los últimos seis meses es la más brusca que hemos visto en cualquier tecnología”.

Aunque el LCOE de la energía solar fotovoltaica ha caído un 18% en el último año, la gran mayoría de ese descenso se produjo en el tercer trimestre de 2018, cuando un cambio en la política china provocó un enorme exceso de oferta global de módulos, en lugar de en los últimos meses. En la siguiente gráfica se aprecia el coste real de generación de la energía solar fotovoltaica, la eólica terrestre, la eólica marina, la solar con seguidores y del almacenamiento:

El análisis LCOE de BNEF se basa en información sobre proyectos reales que empiezan la construcción y en información de precios propia de los proveedores. Su base de datos abarca casi 7.000 proyectos de 20 tecnologías (incluidos los diversos tipos de carbón, gas y generación nuclear, así como las energías renovables), situados en 46 países de todo el mundo.

Conclusiones

  1. El primer reto a resolver es cómo hacer casar la generación de energía con la demanda de energía.
  2. El almacenamiento de energía, con la tecnología/a que se elija es necesario para poder llegar a un sistema energético 100% renovable y limpio.
  3. El coste de las tecnologías de almacenamiento empieza a plantar cara a las tecnologías (carbón y gas) que tradicionalmente se han utilizado para entregar energía a la red cuando no hay suficientes renovables.

 

Fuentes consultadas

Informe Greenpeace

Artículo Bloomberg Energy Finance

Foto portada, thanks to Pixabay

Recommended Posts

Dejar un comentario

*

Contáctame

hola, no estoy por aquí ahora pero si me dejas un mensaje me pondré en contacto lo antes posible, sé feliz!

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

boss-toyota-pila-hidrogeno