¿Cuándo cobra sentido el coche eléctrico?

 In Estrategia Energética, Todos los post

Todo parece indicar que el coche eléctrico está a punto de desembarcar en nuestro día a día, pero, ¿tiene sentido? En mi opinión hay que tener en cuenta varios factores para que la transición hacia el vehículo eléctrico tenga el resultado que todos esperamos, que se reduzca la cantidad de emisiones de gas contaminante a la atmósfera y  que la temperatura de la Tierra deje de subir.

“El sector de mayor consumo de petróleo es el transporte, con el 67%. En España solo el 10% de la electricidad viene de la combustión del fuel y el 25% del gas natural”.

Desde mi punto de vista, la fórmula de la transición al vehículo eléctrico, estará completa si incluimos las siguientes variables:

1. Uso de energía renovable para la carga

El caso ideal sería que la batería del coche se cargara con la energía generada en tu propia instalación de auto-abastecimiento energético 100% renovable o de una instalación comunitaria a poca distancia. Cobra todo el sentido que la energía con la que se carga la batería sea “Km 0”. Imagínate que la energía con la que cargas el coche eléctrico proviene de una central que está quemando gas, fuel, carbón o que se encuentra a cientos de Kms de dónde tú quieres cargar la batería…es una reflexión que hemos de plantearnos 😉

“El uso de energía renovable y autóctona en España en la actualidad ronda el 14% del total, el resto se importa de terceros países con el consiguiente coste y pérdida de oportunidades de generar riqueza en nuestro propio territorio”.

2. La gestión de la carga de los vehículos se hace pensando en el usuario final

Como seguro ya sabrás, en ocasiones cuando necesitamos la energía no hay sol, viento u otro recurso natural, por ello y debido a que no tenemos sistemas de almacenamiento suficientemente grandes para almacenar la energía, utilizamos fuentes de energía que son sucias. Con la utilización de todas las tecnologías (mix energético), se puede casar la demanda con la generación energética teniendo energía disponible en cada momento, pero, ¿te has planteado si hay otra manera de gestionar? Siempre hay otra manera 😉

El coche eléctrico y la generación distribuida plantean una oportunidad interesante para que el usuario final tenga un rol activo dentro del sector energético sin prejuicio del “Status quo” actual. Este nuevo esquema organizativo del sector eléctrico que planteamos algunos profesionales del sector, “abre el pastel a que pequeños generadores y consumidores de energía” obtengan un rendimiento económico por la energía que generen o gestionen. Concretamente en España, una de las principales barreras a la implantación de la movilidad eléctrica está ligada a la poca flexibilidad de la normativa del sector eléctrico y consecuentemente al pobre desarrollo de la red de recarga de vehículos.

3. Se fomenta el uso del transporte público y colectivo

La transición del vehículo de combustión al vehículo eléctrico, no quiere decir simplemente cambiar un parque automovilístico por otro, caeríamos en la misma ineficiencia. Pienso que tenemos que tratar de aumentar la tasa de ocupación de los desplazamientos, por ejemplo, en el 60% de los desplazamientos en la ciudad de Madrid viaja sólo una persona en el vehículo. Es totalmente posible aumentar esta tasa compartiendo el vehículo o  trayecto con otros pasajeros lo que nos permitirá aumentar la eficiencia en los desplazamientos y consecuentemente reduciendo los costes unitarios de cada desplazamiento.

Por otro lado es fundamental desarrollar una red de transporte público más asequible para el usuario, a través de tarifas que incentiven su uso.

He tocado varios temas calentitos, me gustaría leer vuestros comentarios,

Feliz tarde!

PD. Me he inspirado en esta noticia a la que considero habría que incluir lo escrito.

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Jose
    Responder

    100% de acuerdo, la flexibilidad en el mercado, permite la creatividad positiva de las personas.

    • Juan Sacri
      Responder

      Gracias por tus comentarios José, sin lugar a duda el usuario final se va posicionando cada vez más como un elemento activo dentro de la cadena producción y consumo. Feliz día!

  • jose antonio
    Responder

    Un saludo Juan,
    Cuanto tiempo!

    En general, aún siendo correcto, el cambio que conlleva el vehículo eléctrico es grande, y puestos a realizar cambio grandes en la sociedad, mejor seria fomentar eficazmente la movilidad con vehículos de menor impacto, como la bicicleta, y no sólo inaugurar carriles bici no operativos y que no llevan a ninguna parte, que son otra tumba de dinero público. Muchos de los desplazamientos en ciudad que son unipersonales, se pueden llevar así.

    Está todavía por ver el impacto real del vehículo eléctrico, ya que la necesidad de grandes baterias aumenta su peso, y la emisión de micropartículas por la rodadura será superior al del vehículo convencional.

    Un saludo!

    • Juan Sacri
      Responder

      Hola José, muchas gracias por tu comentario.
      No puedo estar más de acuerdo, sin duda estos cambios necesitan también cambios de mentalidad y esto lleva tiempo.
      Sin lugar a duda, el transporte colectivo o compartido, y la bicicleta en entornos urbanos ayudan a minimizar el impacto.
      Respecto al tema de las partículas, en futuros post intentaremos, humildemente, explicarlo de manera objetiva, ¿cuento contigo?
      Feliz domingo,
      Juan

Dejar un comentario

*

Contáctame

hola, no estoy por aquí ahora pero si me dejas un mensaje me pondré en contacto lo antes posible, sé feliz!

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search